Flores Emprende se consolida en el apoyo a emprendedores del departamento

Como forma de promover la cultura emprendedora en el departamento, la Intendencia de Flores (IF) desarrolló Flores Emprende, un programa que articula con C-EMPRENDEDOR y otros programas nacionales para mejorar la eficiencia de los apoyos a emprendedores.


Flores Emprende surgió en 2007, luego de una experiencia en 2006 con el proyecto Fomento a la Actividad Empresarial Uruguaya (FAE-ONUDI-DINAPYME) financiado por la Cooperación Italiana. La experiencia de 2006 fue muy buena, por lo que los jerarcas de la Intendencia de Flores quisieron mantenerla y potenciarla.

Según explicó el director del departamento de Promoción y Desarrollo de la IF, Diego Irazábal, el objetivo fue brindar capacitación, asistencia técnica y acceso a los servicios financieros a los emprendedores que quisieran poner en marcha una idea de negocio. “De a poco lo fuimos imponiendo como una política departamental, con recursos propios, reconocida a nivel del sistema político y de la gente”, señaló Irazábal. En 2007 hicieron una nueva convocatoria a emprendedores, con el apoyo del programa C-EMPRENDEDOR desde el punto de vista de la metodología aplicada, y este año concretaron la tercera, también en conjunto. En 2011 se presentaron 46 emprendedores, de los que fueron seleccionados 22 para participar en el programa de capacitación, asesoría y tutoría. Según explicó el jerarca, hace algunas semanas los participantes terminaron la capacitación, actualmente están terminando de elaborar los borradores de los planes de negocio y en breve comenzarán las asesorías.

Articulación y capacidad de propuesta

Flores Emprende logró articular con programas nacionales como C-EMPRENDEDOR y el Programa de Microfinanzas de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, y recientemente, a nivel local con el Centro Comercial e Industrial de Flores.

“En las intendencias hay una cultura de gastos en funcionamiento, obras, cuestiones más ‘tradicionales’, y el emprendedurismo es algo muy reciente que recién está calando en la cultura organizacional”, explicó Irazábal, que señaló que se tomó como una línea estratégica de desarrollo el apoyo a los emprendedores. La conformación de un equipo con recursos humanos disponible permite, según Irazábal, que cuando los programas nacionales “aterrizan” en el interior “encuentran un interlocutor válido y se logre ser mucho más eficiente y eficaz en la implementación”. 

Para Irazábal es clave fomentar desde la comuna la cultura emprendedora. “Hay proyectos muy diversos que descansan en que tengas una cultura emprendedora. Emprendedor no debe ser sólo la versión de empresario en potencia, sino él que trabaja por proyectos productivos, artesanales, industriales, en proyectos de reciclaje de residuos, la clave es el comportamiento”, aseguró. Desde el comienzo de Flores Emprende se enfatizó en esto a través de programas específicos, haciendo que la gente conozca y reconozca que tiene una ventanilla a la que puede acudir para recibir apoyo, participando de encuentros de emprendedores en distintos puntos del país, y dando visibilidad a las experiencias exitosas de los emprendedores del departamento. “Hoy tenemos una masa de emprendedores más grande, más numerosa, rica y diversa”, señala el jerarca.

Aunque reconoce que trabajar con emprendedores en el interior es complejo, apunta a la capacidad de propuesta de los actores locales para potenciar los programas nacionales. “Históricamente la lejanía con Montevideo tranca un poco las posibilidades, pero eso no puede ser una excusa eternamente usada a nivel de los territorios, que debemos tener una actitud más proactiva en gerenciar este tipo de programas logrando que nuestros beneficiarios, que son diversos, del medio rural, con otras carencias o debilidades, visualicen en los emprendimientos una alternativa”, resumió Irazábal.

Ver repercusiones en prensa local