Estudiar y emprender

El viernes 13 de abril se entregaron los premios a cinco equipos de estudiantes de UTU ganadores del concurso Jóvenes Emprendedores de UTU, que en el último tramo de su carrera proyectaron ideas de negocios que podrán poner en marcha. En 2012 el concurso tendrá novedades.

El objetivo del concurso Jóvenes Emprendedores, desarrollado por el Consejo de Educación Técnico Profesional – Universidad del Trabajo (CETP-UTU), la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND), el programa C-EMPRENDEDOR de la Dirección Nacional de Artesanías, Pequeñas y Medianas Empresas (DINAPYME), y la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), es promover que los estudiantes que están terminando su carrera puedan iniciar un emprendimiento propio en el área de su formación. El concurso se desarrolla en todos los departamentos del país y premia con 5.000 dólares a los proyectos que, luego de un análisis técnico, se consideran que son viables para su implementación. Los seleccionados también reciben el apoyo de tutores para acompañar la puesta en marcha del negocio. El concurso brinda la posibilidad de realizar talleres de elaboración de planes de negocios, para que los interesados en participar puedan convertir su idea en un potencial negocio.  

El viernes 13 fueron premiados cinco equipos que participaron en el concurso en 2011, de los departamentos de Artigas, Flores, Paysandú y Salto. En total, el año pasado se presentaron 40 proyectos, con un promedio de dos estudiantes por equipo, según explicó Isabel Vives, referente por el CETP-UTU en el comité que organiza el concurso.

Los proyectos premiados implican distintos rubros: desde la instalación de generadores de energía solar (una idea de estudiantes de la Escuela Técnica Catalina Harriague de Castaños, en Salto),pasando por otro de creación de un sistema de vuelo no tripulado para monitoreo, fotografía y filmación aérea (un proyecto que nació en el Instituto Técnico Superior de Paysandú), iniciativas de actividad agropecuaria, como el cultivo de granos con fines comerciales con implementación de técnicas sustentables para el suelo (un proyecto de estudiantes de la Escuela Agraria Trinidad, en Flores) o la cría intensiva de corderos para comercialización de carne y lana (una idea de estudiantes de la Escuela Técnica Baltasar Brum, en Artigas).

Este año, el Instituto Nacional de Cooperativismo (INACOOP) entregó un premio especial para estudiantes de la Escuela Técnica de Artigas, por un proyecto que apuesta la fabricación y comercialización de baldosas diseñadas para personas con discapacidades visuales. El objetivo del premio es promover que las estudiantes puedan conformar una cooperativa para llevar adelante su emprendimiento. También recibió una mención especial una propuesta para instalar un comedor municipal que tome en cuenta las necesidades nutricionales de las personas con bajos recursos, un proyecto de una estudiante de la Escuela Superior de Administración y Servicios de Salto.

Isabel Vives destacó que desde el CETP-UTU, así como desde las instituciones que impulsan el Concurso, “hay un compromiso de ofrecer alternativas reales de apoyo para que losestudiantes inicien empresas, y no esperen a ser contratados”.

Este año el concurso tendrá novedades. El Ministerio de Turismo resolvió participar también y premiará, con apoyo económico y técnico, a emprendimientos que tengan que ver con la actividad turística. Por su parte, el Instituto Nacional de Colonización podrá ceder predios a aquellos emprendedores que requieran tierras para el desarrollo de su proyecto, y la persona tendrá la oportunidad de convertirse en colono si cumple con los requisitos.

Además, este año el Comité Técnico busca fortalecer el trabajo mediante la mayor coordinación con referentes de las escuelas, docentes que se han comprometido con el objetivo del concurso. Se buscará generar una red de apoyo que implique la realización de actividades de difusión del Concurso entre los estudiantes, así como acciones puntuales que fomenten el emprendedurismo: charlas con emprendedores de cada región, talleres específicos y un abordaje interdisciplinario de los proyectos de negocios.

 

Volver a página principal